Consulta Personal de Tarot

CONSULTAR AHORA

¿Qué son los Tránsitos Planetarios?

¿Qué son los Tránsitos Planetarios?

Los tránsitos planetarios se refieren a la posición en que se encuentran acomodados los planetas, el Sol y la Luna, en el cielo, en un determinado momento. La combinación de estas posiciones dan como resultado “un tránsito”, el cual tiene un efecto muy particular, dependiendo también en qué casa astrológica esté sucediendo.

Estos tránsitos planetarios se pueden aplicar en cartas astrales, también como una guía para saber cuál será la energía o influencia de este tránsito para un día, una semana, un mes o un año. Los tránsitos pueden describir cualidades de una persona, pero también pueden explicar sucesos históricos o acontecimientos en particular, según la posición de los astros en el cielo, dependiendo de una fecha y hora en específico.

Tránsitos planetarios en la carta astral o natal

La Carta Natal o Carta Astral, es un extenso y detallado documento que muestra las facetas más importantes de nuestra vida, a través de los tránsitos planetarios que se encontraban en el cielo, a la hora del nacimiento de la persona. Puedes consultar nuestro artículo de ¿Qué es una Carta Astral?, para que puedas profundizar acerca de este tema.

Los movimientos continuos de los planetas alrededor del Sol y su velocidad, hacen que cada día se forme una combinación de movimientos planetarios únicos, es lo que se conoce como tránsitos planetarios. La carta astral es la guía simbólica de estas posiciones en el cielo, en un tiempo determinado, especialmente en nuestra hora y fecha de nacimiento. Gracias a que tenemos estos datos, podemos hacer una lectura de nuestra carta astral ya sea del pasado, presente o futuro.

Velocidad de los tránsitos planetarios

Los tránsitos planetarios que son más rápidos y de corta duración son los del Sol, la Luna, Mercurio y Venus. Desde el planeta Marte, los periodos se van alargando y sus efectos en las casas zodiacales tienen una duración más prolongada. El planeta Júpiter tarda 12 años en dar la vuelta al Sol, Saturno 29 años, Urano 84 años, Neptuno 168 años y Plutón 248 años.

Los planetas Saturno, Urano, Neptuno y Plutón, son planetas de tránsito lento, los cuales indican períodos críticos. Estos planetas te advierten que llegarán épocas clave para el aprendizaje, desarrollo y lecciones, que se dan por medio de cambios y crisis. Nuestra recomendación para afrontar cualquier crisis es comprender el significado de los tránsitos planetarios, poner de nuestra parte para asumir la consecuencia de éstos y trabajar parr sacarle el mejor provecho a cada situación.

Tipos de tránsitos planetarios

Por aspecto

En la astrología se denomina aspecto al ángulo que se forma entre dos puntos en el horóscopo del Zodiaco o en una carta astral. Los aspectos tienen influencia en la forma en cómo se relacionan los planetas en la astrología. Un aspecto se determina dependiendo la posición de los planetas en determinado signo del Zodiaco, con respecto a la posición en que se encuentre la Tierra, por ejemplo:

Venus se encuentra en los primeros grados de Libra y el planeta Urano se encuentra en el primer grado del signo Acuario. Esta posición forma un trígono, quiere decir que esta posición de planetas vista desde la Tierra, forma un ángulo de 120 grados (valor del trígono). 

Los aspectos más utilizados en la astrología se dividen en:

  • Conjunción 0°
  • Sextil 60°
  • Cuadratura 90°
  • Trígono 120° 
  • Oposición 180°

Conjunción

Este aspecto sucede cuando dos planetas se encuentran en el mismo grado de un signo o muy cerca de este. Estos dos planetas ayudan a cerrar o abrir ciclos, es uno de los aspectos más fuertes, ya que su influencia y energía es bastante notable en la persona. La conjunción nos afecta dependiendo la cualidad energética de los planetas, si son afines o distintos, si son rápidos o lentos, en qué signo se encuentran y cómo es que este planeta vibra con el signo. Cuando los planetas que hacen conjunción son afines, la combinación será muy fuerte y positiva. Por el contrario, si estos planetas son muy diferentes, es motivo de retos para la persona, ya que es como una colaboración entre personas que no se llevan bien.

Sextil

Este aspecto es muy armonioso, sucede cuando dos planetas están separados a 60 grados, aproximadamente hay dos signos entre ellos. Un sextil es muy positivo y armónico, ya que los planetas se encuentran en dos signos compatibles, por ejemplo signos de fuego y aire, o de tierra y agua. Aunque sean signos diferentes, sus energías son compatibles. El sextil está asociado a las oportunidades y posibilidades de combinar la energía de dos planetas diferentes, de manera constructiva, pues su energía colabora entre sí. En un proceso de crecimiento; este aspecto promete fluidez y tranquilidad.

Cuadratura 

Este aspecto ofrece mucho dinamismo pero es muy poco armónico. Esta posición se da cuando dos planetas están en signos de la misma modalidad (cardinal, fijo o mutable), pero de un elemento que no es afín. En la cuadratura, dos planetas están distanciados a 90 grados, equivalente a tres signos. La cuadratura se asocia a los esfuerzos o dificultades que tendrá la persona en su proceso de crecimiento, pues los planetas en cuadratura se encuentran en conflicto y no se llevan entre sí.

Trígono

Este aspecto brinda fluidez y oportunidades a tu vida. Es un aspecto armonioso, pues los planetas que lo conforman trabajan juntos, complementándose y enriqueciéndose de forma mutua.  El trígono sucede cuando dos planetas se encuentran a 120 grados, o separados por cuatro signos. Este aspecto se da entre planetas que están en signos que tienen el mismo elemento, es por esto que la energía es recíproca y se entienden entre sí. El trígono nos dice en dónde radican nuestros talentos innatos, pero todo depende de uno mismo para poder usarlos o no. 

Oposición

Este aspecto se da entre dos planetas que están separados por 180 grados, se encuentran en signos opuestos y su energía se enfoca directamente al signo o la casa en que se encuentre. A pesar de que están en una posición completamente opuesta, sus energías son diferentes pero complementarias a la vez. La oposición es un aspecto inarmónico y de tensión entre planetas, pero que nos ayuda a ver realmente esta energía contraria, como algo que es parte de lo que somos. Al momento de aceptar este hecho, se puede lograr mayor conciencia de uno mismo y trabajar por mejorar.

Por Casa

Los tránsitos planetarios por casa se dan cuando un planeta está pasando o posicionado dentro del límite de la casa astrológica. Los planetas están en constante movimiento, su posición también tiene un efecto en cada una de las 12 divisiones del Zodiaco, mejor conocidas como casas. La ubicación del planeta en determinada casa zodiacal dentro de nuestra carta astral, nos ayuda a ver lo que puede suceder en nuestra vida y sus efectos. Cada casa tiene un significado, el cual estará influenciado por el planeta que se encuentre en tránsito en ellas.

Casa I: Identidad propia

Casa II: Valores, dinero y posesiones

Casa III: Comunicación y aprendizaje (intelectual y social)

Casa IV: Familia, hogar y raíces

Casa V: Amor y diversión

Casa VI: Trabajo, salud y rutina cotidiana

Casa VII: Matrimonio, relaciones y servicio social

Casa VIII: Sexualidad, recursos ocultos, transformación

Casa IX: Creencias, espiritualidad y viajes

Casa X: Éxito, estatus y vocación

Casa XI: Amigos y vida social

Casa XII: Disolución de lo material, comunión con el cosmos, el inconsciente 

Tabla de duraciones de acuerdo al tipo de tránsitos planetarios

Planeta Tránsito por aspecto Tránsito por casa
Luna 3 horas   2 días
Sol 2 días   30 días
Mercurio   periodos de 1-2 días   30 días  
Venus periodos de 1-2 días   30 días 
Marte periodos de 3-4 días   1 mes y medio
Júpiter periodos de 10 días   1 año
Saturno periodos de 1 mes   2 años y medio
Urano periodos de 1-2 meses   7 años
Neptuno periodos de 2-3 meses   14 años
Plutón periodos de 2-3 meses   20 años

 

¿Cómo podemos interpretar los tránsitos planetarios?

Para poder entender el poder y la energía que tienen los planetas y sus movimientos por el cielo, tenemos que verlos “de fuera hacia adentro”. De esta forma tendremos una visión mucho más amplia de cada tránsito y cuál es su duración, así como un mejor entendimiento y contexto del efecto de estos movimientos.

Los planetas exteriores: Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón, tienen un efecto mucho más grande, por la duración en la que se encuentran dando la vuelta al Sol, así como su permanencia en una casa, o por encontrarse activos, antes de que el tránsito se dé por aspecto.

El tránsito del planeta exterior pasa por un punto natal por primera vez, haciendo un movimiento directo, se mueve hacia adelante y después retrocede en ese mismo punto; después gira directamente de nuevo y pasa por el mismo punto natal, para cerrar el ciclo.

Recordemos que estos ciclos de los planetas nos muestran un reto o un aprendizaje (problema o crisis), que tenemos que resolver, o bien, solo experimentar, para obtener una lección que nos ayudará a nuestro crecimiento personal. Esta situación se resolverá cuando el planeta en tránsito se mueve a nuestro punto natal para finalizar este ciclo.

Muchas veces nos sentimos aliviados cuando estas “crisis” terminan. Por lo general se debe a que un planeta se mueve directo después de un periodo de retrogradación. Es por esto que sentimos que la situación o problema llega a una resolución.

Tránsitos de los planetas Interiores

Luna

El tránsito de la Luna natal afecta la forma en que nos sentimos con nuestro propio ser, si nos sentimos cómodos con nosotros mismos, cómo sentimos la vida y la relación que tenemos con nuestros hijos, padres, el hogar, las familias, así como la conexión que tenemos con nuestras raíces. Es una época en donde nos cuestionamos el lugar en donde nos encontramos y si pertenecemos realmente. Las mujeres están en contacto con su feminidad y el efecto que tiene para sus planes a futuro.

Sol

El tránsito al Sol por lo general tiene un efecto en la manera en que nos comunicamos, la forma en que nos expresamos de manera confiada, la posibilidad de crear y nuestra sensación de bienestar. Impacta en nuestra actitud hacia la vida y cómo expresamos nuestra personalidad, así como nuestra vitalidad física.

Mercurio

El tránsito a Mercurio afecta en la forma en que pensamos y expresamos lo que percibimos. También nos ayuda a reconocer cómo enfrentamos a las personas que nos rodean, cómo afrontamos nuestros problemas y cómo estructuramos nuestra comunicación. Mercurio también tiene influencia en los viajes a distancias cortas, especialmente los viajes de negocios. Cuando Mercurio transita por varios planetas a la vez, principalmente los externos, puede causar revuelo, pues desafía a nuestro intelecto. A pesar de esto no causa tanta inestabilidad a nuestra vida, ya que su tránsito dura solo unos días.

Venus

Venus se transforma por la carta natal en un periodo de un año. El efecto que tiene durante su movimiento es de tranquilidad, creatividad y sociabilidad. Este planeta está asociado con el amor y la armonía; en cuanto a los aspectos del tránsito de Venus, se refieren a la estructura de nuestras relaciones personales e íntimas. Siempre tiene un efecto positivo, a pesar de ser un tránsito rápido que dura solo algunos días.

Marte

A pesar que Marte es uno de los planetas interiores, necesita un poco más de tiempo para trasladarse a una casa. El tiempo que le toma hacerlo son aproximadamente tres meses, en su fase retrógrada puede durar el doble. Cuando Marte está transitando una casa te dice en qué áreas tienes  que enfocarte y de dónde viene la motivación para hacerlo. Este planeta está asociado con la sexualidad, la agresividad y el éxito. El tránsito de Marte, dependiendo del aspecto, te señala cómo enfrentar las cosas, con agresividad y dureza o, con determinación y energía. Si la energía de este planeta está bien enfocada, nos ayuda a afirmar nuestro propio ser y a progresar en nuestras metas de superación.

Tránsitos de los planetas Exteriores

Júpiter

Este planeta dura en una casa hasta dos años. En total tarda 12 años en dar una vuelta a la carta natal. Júpiter es considerado un gran protector y mensajero de la buena suerte, un planeta que nos empuja a poner esfuerzo para mejorar cualquier situación. Dependiendo el aspecto en que se encuentra Júpiter en tránsito, nos dice cómo nuestra forma de ver la vida puede ser influenciada y cómo nos vemos a nosotros mismos durante esta fase.

Saturno

La posición de Saturno en alguna de las casas nos indica qué tipo de dificultades pueden aparecer en determinada área de nuestra vida, y nos muestra cuáles son nuestros miedos y debilidades. Este tránsito nos enseña a responsabilizarnos por nosotros mismos. Saturno tiene un efecto de cimentar, cristalizar y hacer todo más sólido. Este tránsito nos señala que es momento para aprender sobre nuestras propias limitaciones y revisar nuestra energía interior, ya que es una buena temporada para construir las bases sólidas para un mejor futuro.

Urano

Este planeta está asociado a ir en contra de la autoridad ya establecida. De manera individual otorga cambios y rupturas del status quo, dando algo inesperado a nuestras vidas. Urano quiere hacer cambios y mejorar la forma en que nos encontramos, mientras buscamos el lugar al cual pertenecemos. Este tránsito nos ayuda a despertar, pero todo depende de la persona, si quiere abrir los ojos a algo nuevo o prefiere seguir durmiendo. 

Neptuno

El tránsito a Neptuno rompe los límites y ofrece sensibilidad y espiritualidad a todo lo que rodea. Neptuno despierta nuestra conciencia, en cuanto a sensibilizarnos con nuestro entorno y con las personas que se encuentran a nuestro alrededor. Este planeta en tránsito también puede hacernos ver si estamos insatisfechos con nuestra vida y con nosotros mismos, haciéndonos buscar algo más, especialmente en el área espiritual.

Plutón

El tránsito a Plutón nos ayuda a evolucionar y renacer; lo hace eliminando lo que ya no necesitamos en nuestra vida, así como lo superficial y que no tiene tanta influencia. Este planeta busca que tengamos una experiencia profunda y que nos pueda transformar, es capaz de cambiar formas de pensar o nuestro propio estilo de vida, cuando éste ya no nos funciona. Estos tránsitos a Plutón nos ayudan a dejar ir todo lo que nos detiene o impide experimentar cosas nuevas y mejores para nosotros mismos.

¿Qué es la revolución solar?

Ahora que sabemos cómo afectan los tránsitos planetarios a nuestra carta astral, te explicamos qué es la revolución solar. Esta es una carta astral, que se calcula con el momento en el cual el Sol regresa a la misma posición que en nuestro natalicio. Cuando el Sol se posiciona en los mismos grados, habrá completado un ciclo de un año alrededor del zodiaco. Esta puede considerarse como una carta astral del día de nuestro nacimiento que dura un año, si la persona cumple años en febrero, su revolución solar se extiende hasta febrero del siguiente año.

¿La revolución solar puede predecir el futuro? Esta es una de las preguntas que más se cuestionan al momento de hacer una lectura. En general, la revolución solar muestra los sucesos, experiencias y situaciones que nos esperan durante el año. Esto no nos dice que sea una forma de adivinación, sino que nos da una mirada a cómo se estará moviendo el Sol por las diferentes casas del zodiaco, y cómo será nuestra vida durante ese periodo.

Cómo interpretar la revolución solar

La revolución solar nos muestra las tendencias del año y lo que nos espera durante el movimiento del Sol, durante 365 días. Dentro de este análisis se revisa también el ascendente anual y las posiciones planetarias en cada casa del zodiaco. Las posiciones planetarias en determinadas casas, nos ayudarán a entender si habrá cambios en la parte emocional, en cuestiones de amor; si realizarán viajes; cómo se encuentra en temas de salud, entre otros.

Otro detalle importante es que, dependiendo en qué casa se encuentre el Sol, nos mostrará el lugar o el enfoque principal más importante para la persona durante el año. A continuación una pequeña descripción de cuál es el efecto del Sol en cada casa zodiacal:

Sol en casa I: indica confianza en uno mismo, fluidez en todas las cosas que realicemos, vitalidad y gran energía.

Sol en casa II: se enfoca en todo lo que tenga que ver con el dinero. Es un buen momento para nuestras finanzas y hacer negocios.

Sol en casa III: muestra que es un muy buen momento para estudiar o aprender algo nuevo. Tenemos más claridad en nuestras ideas; augura viajes o mudanzas.

Sol en casa IV: es un momento ideal para decorar el hogar, comprar o vender una casa. La relación con familiares es estable y es un buen momento para bienes raíces.

Sol en casa V: en esta posición las relaciones se darán de forma positiva. Es un momento para disfrutar de nuestra relación, conocer personas nuevas o estrechar los vínculos con los amigos y la pareja.

Sol en casa VI: indica un buen momento para los temas laborales, podría indicar un aumento de sueldo o ascender de posición. Las personas desempleadas podrán conseguir trabajo. En cuestión de salud, la recuperación será favorable.

Sol en casa VII: es un tiempo positivo para hacer nuevos negocios con socios. Las relaciones de pareja se darán de forma positiva.

Sol en casa VIII: esta posición es buena para quienes quieren cambiar cosas en su vida, probar cosas nuevas y vivir nuevas experiencias.

Sol en casa IX: en esta casa indica buena disposición para viajar, éxito en estudios superiores, así como pensamiento filosófico avanzado.

Sol en casa X: indica que todo el año será una temporada exitosa en cuanto al área laboral, reconocimiento al trabajo y ascensos. Emocionalmente la persona se encuentra estable, solo hay que controlar el exceso de confianza en uno mismo.

Sol en casa XI: es un buen momento para participar en grupos sociales y contar con el apoyo de los amigos, para hacer planes a futuro. Podrán hacer nuevas amistades y conocer gente nueva que traerá una influencia positiva en nuestra vida.

Sol en casa XII: esta posición trae una baja de energía en la salud emocional de la persona. Se recomienda tiempo a solas e introspección, así como acercarse más al lado espiritual.

La revolución solar nos ofrece diferentes posibilidades para conocer qué nos depara durante el año, pero la carta natal siempre será prioritaria. Esta nos ofrece una visión mucho más completa de los tránsitos planetarios y cómo nos afectarán el resto de nuestra vida. Tanto la revolución solar como la carta astral se complementan entre sí, dando como resultado un documento detallado de lo que sucedió en nuestro pasado, lo que estamos viviendo en el presente y lo que nos espera en el futuro.

Esperamos que esta guía te haya sido de utilidad para conocer qué son los tránsitos planetarios y el efecto que tienen en tu carta natal. ¡Déjanos tus preguntas o comentarios! Si te interesan otras ciencias esotéricas te invitamos a visitar otras secciones como tu Horóscopo anual o tu Horóscopo mensual. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podria interesar