Cartas del Tarot

A lo largo de la historia, el ser humano ha buscado diferentes formas para interpretar hechos y consultar su presente, pasado y futuro. Una de las que más arraigo tiene y que ha logrado permanecer hasta la actualidad es la lectura de las cartas del Tarot.

En esta sección encontrarás el significado de las cartas del Tarot, su historia, orígenes, cómo funciona y aquello que rodea el arte de la Cartomancia.

¿Qué es el Tarot?

El Tarot es el resumen de varios métodos de adivinación existentes desde la antigüedad. Es una herramienta para predecir el futuro, ofrecer consejos acerca de qué acción tomar ante determinadas circunstancias y dispersar dudas en los diferentes aspectos de la vida de quien lo consulta.

Está conformado por 78 cartas cada una con su propio significado, que se dividen en 22 Arcanos Mayores y 56 Arcanos Menores

¿Qué son los Arcanos Mayores?

Los arcanos mayores corresponden a los arquetipos marcados en la vida de toda persona, con los cuales podemos identificarnos y que son actividades esenciales en nuestras vidas. Están representados por 22 cartas con diferentes significados:

¿Qué son los Arcanos Menores?

Los Arcanos Menores se integraron al Tarot con la finalidad de que la Santa Inquisición sólo viera el Tarot como un mazo de cartas sin mayor poder. Su papel es el de ofrecer mayor sentido a la lectura. Son 56 cartas divididas en cuatro palos, cada uno con su propio significado:

  • Bastos, elementos de fuego: acción a tomar.
  • Copas, elementos de agua: las emociones que nos mueven.
  • Espadas, elementos de aire: comunicación.
  • Oros, elementos de tierra: la vida material.

Arcanos Menores Bastos

Arcanos Menores Oros

Arcanos Menores Espadas

Arcanos Menores Copas

Historia de las cartas del Tarot

Existen diversas teorías sobre su origen, algunas se remontan hasta hace 12 mil años. Sin embargo, el primer mazo del cual se tiene registro fue hecho a mano por el Duque de Milán y recibió el nombre de Tarot de Visconti-Sforza, diseñado en 1440.

Durante siglos, existieron distintas formas de adivinación que se consolidaron en la cartomancia y en especial en el Tarot. Con la llegada de la imprenta se crearon las primeras cartas, en las cuales se plasmó todo el conocimiento de adivinación en imágenes y símbolos.

Posteriormente, en las cortes imperiales francesas, se hizo del Tarot una manera de adivinación muy popular. De ahí se deriva el tan conocido y consultado Tarot de Marsella. Este Tarot se volvió muy popular en España, resultando en la combinación con las cartas españolas, la cual dio origen a los arcanos menores.

Hacia 1800, aparece una cartomante, Marie Anne Adelaide LeNormand, que dio origen al Tarot Gitano más famoso, el Tarot Lenormand. Posteriormente, en 1910, surge otro Tarot muy emblemático, el de Rider Waite. Este es de alguna manera más completo, ya que involucra tres disciplinas en la creación de sus cartas: la cábala hebraica, la alquimia y la astrología.  El creador de este Tarot fue Arthur Edward Waite, miembro de la Orden Hermética del Amanecer Dorado, que centró su doctrina en los conocimientos esotéricos egipcios.

Así, para principios del siglo XX, el Tarot se consolidó como la mancia más popular de adivinación y para “echar la suerte”.

¿Quién puede leer las cartas del Tarot?

Antes de la Santa Inquisición, los conocimientos del Tarot eran transmitidos de madres a hijas, pues era por excelencia leído por mujeres. Sin embargo, en la corte francesa era un estudio dedicado a hombres, ya que se le consideraba como una ciencia.

Actualmente, el Tarot puede ser estudiado por cualquier persona, ya sea por recreación, aprendizaje personal o como un estilo de vida.

¿Cómo se utiliza el Tarot?

Una tirada es la manera en que se escogen y acomodan las cartas para su consulta y lectura. Algunas de las más simples son de una sola carta para preguntas sencillas o de 3, para conocer acerca del pasado, presente y futuro. También existen tiradas más complejas como la cruz celta, la tirada circular, el hexagrama o de veintiún cartas, entre las más populares.

En una tirada, los Arcanos Mayores representan la acción y los Arcanos Menores determinan los particulares de dicha acción.

¿Cómo puedo conocer mi futuro?

Se aconseja a los principiantes comenzar con el Tarot Lenormand, ya que es muy gráfico y no tan hermético. Esto permite sentir seguridad respecto a la simbología y la interpretación. Se recomienda hacer preguntas muy específicas, tomando en cuenta que la respuesta pueda ser sí o no, para que la lectura sea más concreta. 

Existen libros especializados para entender y desentrañar los misterios de cada carta del Tarot, para dar paso a una lectura personalizada. Sin embargo, en Astrologuías podrás estudiar cada carta y tener una base general, hacer consultas con nuestras tiradas de tarot o solicitar una lectura personalizada con un tarotista experto.

¿Qué temas puedo consultar con  las cartas del Tarot?

El Tarot puede contestar casi cualquier pregunta. Sin embargo, las preguntas más populares tienen que ver con amor, trabajo, dinero y salud. Aunque hay tarotistas que prefieren dejar de lado las preguntas de salud, por ser un tema delicado y que se debe dejar a los expertos en la materia.

Es importante considerar que el Tarot funciona como una guía, por lo que no debemos esperar respuestas con exactitud extrema, ni basar completamente nuestras decisiones en las lecturas.

Este arte puede ayudarte a hacer tu vida perfectible y descubrir tu poder interior. Por ello vale la pena usarlo como una guía de vida, no solo como un método de adivinación. El Tarot te muestra el panorama y te da la respuestas, sólo hay que saber preguntar.

Consulta a nuestros tarotistas expertos, que podrán ayudar a disipar tus dudas y te ayudarán a tomar decisiones firmes y seguras para tu bienestar.

Te podría interesar